Secretos para desatascar tanques sépticos

El mantenimiento y limpieza de sistemas sépticos es una tarea imprescindible para garantizar el correcto funcionamiento de nuestras instalaciones domésticas o comerciales. Con frecuencia, surgen dudas sobre cómo se realiza este proceso y cuáles son los problemas más comunes que pueden llevar a la necesidad de una intervención profesional. En este artículo, abordaremos los aspectos clave para entender cómo se destapa y limpia un sistema séptico, identificaremos los errores más habituales que conducen a obstrucciones y ofreceremos recomendaciones para el cuidado preventivo de estos sistemas.

Identificación y localización del tanque séptico

como-limpiar-fosa-septica

Para comenzar cualquier proceso de limpieza, es esencial identificar correctamente la ubicación del tanque séptico. Los tubos de ventilación, situados en el techo, suelen ser un buen indicativo de la ubicación de las tuberías y, por ende, del tanque.

Inspección visual y ubicación del tanque

Secretos-para-desatascar-tanques-sépticos

Una vez en la propiedad, se realiza una inspección visual para localizar estos tubos de ventilación. Al golpear el tanque, se puede estimar la profundidad gracias al eco producido, lo que confirma que hemos localizado el tanque correctamente.

Proceso de limpieza del tanque séptico

Identificación-y-Localización-del-Tanque-Séptico

El proceso de limpieza comienza con la extracción de los residuos que causan la obstrucción. En este caso, un ejemplo común es la acumulación de toallitas de bebé, que a pesar de ser etiquetadas como «desechables», no son biodegradables y pueden permanecer durante años en el tanque.

Destapado y extracción de residuos

Proceso-de-Limpieza-del-Tanque-Séptico

El lado de la entrada del tanque es donde generalmente se encuentra la mayor acumulación de residuos y obstrucciones. Con herramientas como un rastrillo de tres puntas, se retiran las toallitas y otros residuos sólidos, asegurando una limpieza profunda.

Bombeo y limpieza final

Tras eliminar los residuos sólidos, se procede al bombeo del tanque para visualizar y limpiar el fondo con una manguera. Es esencial verificar que todo funciona correctamente solicitando al cliente que descargue el inodoro para comprobar el flujo hacia el tanque.

Consecuencias de un tanque séptico obstruido

Un tanque séptico obstruido puede tener graves consecuencias para el hogar. Si se sigue utilizando el sistema sin atender el problema, los residuos pueden volver a la vivienda, generalmente a través de la bañera, debido a su mayor capacidad.

Importancia de la prevención

Se recomienda realizar una limpieza de los tanques sépticos cada 3 a 5 años o dependiendo del volumen de residuos presentes. La prevención es clave para evitar obstrucciones y daños mayores.

Recomendaciones para el cuidado del sistema séptico

Es vital ser conscientes de que todo lo que entra en el tanque permanecerá allí hasta su próxima limpieza. Evitar arrojar grasa, plásticos, papel y cualquier material no biodegradable es esencial para el mantenimiento del sistema.

Qué no depositar en el tanque séptico

Materiales como las toallitas desechables deben evitarse, ya que su degradación no es posible dentro del sistema séptico. La educación sobre lo que es y no es adecuado desechar puede prevenir muchas de las obstrucciones comunes.

En conclusión, el cuidado y limpieza de los sistemas sépticos es una parte crucial para la higiene y funcionalidad de nuestras propiedades. Seguir las recomendaciones y realizar mantenimientos periódicos garantizará la longevidad y eficiencia de nuestro sistema séptico.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Compártelo!

Deja un comentario