Remedios caseros para ojos rojos e hinchados en perros

La conjuntivitis y la hinchazón de ojos en perros son afecciones frecuentes que preocupan a los dueños de mascotas. Estos problemas oculares pueden causar incomodidad y dolor a nuestros fieles compañeros, y es fundamental saber cómo manejarlos adecuadamente. En este artículo, abordaremos cómo hacer más efectivas las gotas oftálmicas prescritas o previamente utilizadas, complementándolas con remedios caseros que pueden acelerar la recuperación. Cubriremos los pasos esenciales para tratar la conjuntivitis y la inflamación ocular en perros, ofreciendo soluciones prácticas para aliviar a nuestra mascota y disminuir el período de sufrimiento asociado a estas condiciones.

Limpiar el ojo antes de aplicar gotas

como-limpiar-ojos-perro

El primer paso esencial antes de aplicar cualquier tratamiento es la limpieza del ojo afectado. Esta sencilla acción es crucial para eliminar suciedad y posibles cuerpos extraños que puedan estar causando irritación. Se recomienda utilizar una solución fisiológica prescrita por el veterinario o, en su defecto, una que se puede preparar en casa. Esta solución sirve para humedecer y facilitar la eliminación de residuos en los ojos y párpados hinchados.

Uso de collar isabelino

Remedios-caseros-para-ojos-rojos-e-hinchados-en-perros

El segundo paso y muy importante es asegurarse de que el perro no pueda rascarse o frotarse el ojo afectado. Para ello, es esencial el uso de un collar isabelino, el cual impide que la mascota alcance su ojo con las patas, previniendo así un daño mayor y permitiendo que el tratamiento sea efectivo.

Remedios caseros para la conjuntivitis canina

Limpiar-el-Ojo-Antes-de-Aplicar-Gotas

El té negro y sus propiedades

Uso-de-Collar-Isabelino

El té negro es altamente efectivo para tratar la irritación ocular, gracias a su gran capacidad antiinflamatoria. Se puede preparar una infusión de té negro y aplicarla con una gasa limpia sobre el ojo, siempre asegurándose de que esté tibia y nunca caliente, para no ocasionar más irritación.

Infusiones alternativas: manzanilla y cola de caballo

Si no se dispone de té negro, la manzanilla y la cola de caballo son excelentes alternativas. Estas infusiones, aunque con menor capacidad antiinflamatoria que el té negro, son útiles para descongestionar y reducir la inflamación. Se preparan fácilmente y se aplican de la misma manera que la infusión de té negro.

Compresas frías y calientes para la inflamación

La aplicación de compresas frías y calientes es otro remedio casero que proporciona alivio significativo. Se recomienda alternar compresas frías, que pueden ser enfriadas en el congelador, con otras de temperatura normal. Este método ayuda a potenciar los efectos de las gotas oftálmicas que contienen corticoesteroides, como la dexametasona, mejorando la eficacia del tratamiento y la reducción de la inflamación.

La atención y el cuidado adecuados son fundamentales para la pronta recuperación de nuestro perro ante problemas oculares como la conjuntivitis. Siguiendo estos pasos y recomendaciones, podremos contribuir de manera efectiva a la salud ocular de nuestra mascota y asegurar su bienestar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Compártelo!

Deja un comentario