Descubre 20 fascinantes monedas de Isabel II

El arte del coleccionismo de monedas es una tradición que ha fascinado a personas de todo el mundo a lo largo de los siglos. Entre las piezas más codiciadas se encuentran aquellas que destacan por su belleza, su estado de conservación y su valor histórico. En este artículo, nos adentraremos en el análisis de una moneda excepcional: los 20 reales de plata de Isabel II acuñada en Madrid en 1856. Despejaremos dudas comunes sobre cómo identificar su origen y qué características la hacen tan especial. También, exploraremos los detalles que cautivan a los coleccionistas y cómo preservar estas reliquias del tiempo. Prepárate para sumergirte en el apasionante mundo de la numismática isabelina y descubrir las maravillas de una pieza histórica.

Características únicas de los 20 reales de plata de isabel ii

20-reales-1859-como-saber-si-es-falsa

Identificación de la ceca de madrid

Descubre-20-fascinantes-monedas-de-Isabel-II

Un aspecto distintivo de los 20 reales de plata de Isabel II es la marca de la ceca. En el caso de nuestra moneda, encontramos dos estrellas de seis puntas a ambos lados del valor facial, lo que indica que fue acuñada en Madrid. Si la estrella tuviera siete puntas, señalaría Sevilla como lugar de acuñación, y ocho puntas, Barcelona.

Especificaciones técnicas de la moneda

Características-Únicas-de-los-20-Reales-de-Plata-de-Isabel-II

Esta moneda se presenta con una pureza de 900 milésimas de plata, un diámetro de 37 milímetros y un peso aproximado de 26 gramos. El ensayador de la misma fue Remigio Vega, cuya labor garantizaba la calidad y pureza del metal utilizado.

La belleza detallada de la moneda

La-Belleza-Detallada-de-la-Moneda

El brillo y la conservación

Lo que realmente resalta en esta moneda es su brillo original y su excepcional estado de conservación. Estas características no solo la hacen atractiva a la vista, sino que también incrementan su valor numismático.

Detalles artísticos sobresalientes

La calidad artística de la moneda es notable en elementos como la corona real, los castillos, y la melena de los leones. También, los detalles finamente trabajados en el peinado de la reina son un claro ejemplo de la maestría y precisión de la época.

Importancia histórica y numismática

Una figura clave: el grabador luis marchioni

Luis Marchioni, el grabador bajo cuyo busto aparecen las iniciales «L.M.», es una figura importante en la historia de la numismática española. Fue responsable de algunos de los diseños más interesantes, incluyendo las monedas acuñadas durante el gobierno provisional.

Conservación de la moneda

Para preservar su belleza y legado histórico, es fundamental mantener la moneda protegida de la contaminación y la humedad. Una opción es la encapsulación profesional, que asegura una conservación óptima y permite a los coleccionistas disfrutar de sus piezas sin temor a daños.

Disfrutando de la colección

La experiencia del coleccionista

El goce de coleccionar monedas como estos 20 reales de plata reside no solo en su posesión, sino en la capacidad de apreciar y compartir los detalles que hacen única a cada pieza, como el brillo, los contrastes y la pátina que se forma alrededor de las leyendas.

En conclusión, los 20 reales de plata de Isabel II son una auténtica joya para cualquier colección, reflejo de un periodo fascinante de la historia española y una muestra de la riqueza numismática del país. Su estudio y preservación son un homenaje a la cultura y al arte que perduran a través del tiempo.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Compártelo!

Deja un comentario